atención al cliente +34 934 773 846

atención al cliente
+34 934 773 846

Filtros autolimpiantes

Principio de funcionamiento


El líquido a filtrar atraviesa un cartucho filtrante depositando las suspensiones sólidas en la superficie interna del mismo cartucho y vuelve a salir con el grado de filtración deseado.

A causa del progresivo depósito en la pared interna del cartucho de los sólidos en suspensión, se crea una diferencia de presión entre la entrada y la salida del filtro. Este valor es detectado por un manómetro diferencial el cual, una vez alcanzado el límite establecido, se encargará de transmitir la señal al cuadro de control. En dicho momento se pone en marcha el ciclo de limpieza automático del cartucho filtrante.

La especial conformación de los cartuchos filtrantes agiliza el paso sólo de las partículas de dimensiones inferiores al grado de filtración elegido y la consecuente facilidad de remoción de aquellas retenidas.
El motorreductor, accionado desde la centralita, pone en rotación un árbol en el cual están montadas unas cuchillas que se encargan de despegar las impurezas acumuladas. Las mismas están disponibles, en acero inox + PTFE o en un sistema especial patentado, apto para la remoción de fibras que difícilmente pueden eliminarse de la superficie filtrante.

Toda la suciedad es eliminada a continuación mediante la apertura de una válvula de descarga en acero inox, para el paso total con mando neumático, ubicada en el fondo del filtro.
El panel de control, que gobierna todas las operaciones de limpieza del filtro, tiene la posibilidad de adaptarse incluso si posee voltajes especiales.

Está predispuesto para el ciclo completamente automático operando según las regulaciones efectuadas por el usuario (tiempos de trabajo, tiempos de pausa, nivel de presión en el manómetro diferencial).
En el caso se desee interconectar el filtro con los controles generales de la instalación, es posible convertir los mandos en remotos según las exigencias del cliente.
Especiales conexiones colocadas en el filtro permiten efectuar un contra lavado manual del cartucho al final del trabajo.